Un montacargas es un equipo que facilita el traslado y la maniobra de objetos pesados a través de la elevación. Por supuesto, estas herramientas han cambiado y ahora existen diversos tipos de estos. ¿Los conoces?

Como expertos en renta de montacargas y maniobras, queremos contarte un poco más sobre estos equipos:

Montacargas de combustión interna: Cuentan con un motor de gasolina, Gas LP o diésel.


Montacargas eléctricos: Portan una batería con autonomía de hasta ocho horas. La desventaja es que necesitan un tiempo considerable para recargarse.

Además, los montacargasse clasifican en siete clases:


Clase I: Cuentan con un bloque eléctrico, tres llantas y un contrapeso para evitar una volcadura.

Clase II: Son equipos eléctricos y pequeños, ideales para maniobrar en lugares con poco espacio.

Clase III: Son pequeños y necesitan de una operación manual.

Clase IV y V: Estos son los que funcionan mediante combustión interna y llantas sólidas o inflables, además de un asiento para el operador.

Clase VI y VII: Se utilizan en terrenos difíciles, por ejemplo, en el sector agrícola o para la construcción.


¡Contáctanos! En Grúas y Maniobras del Bajío tenemos la solución ideal para tus requerimientos de maniobra y almacenamiento.